29/1/09

Vamoaver.


Hay un poco de tranquilidad en mi noche, el muso inspirador apareció y acá estoy nuevamente sentada en mi trono de plástico blanco, mi cetro reposa sobre un estante (el plumero), mi corona no la encuentro y zapatitos de cristal nro. 40, no hay.
Últimamente el bajón deandeveras me atacó onda la piraña a la herida sangrante o el candirú al pichí, así..bajón fulminante, ya me voy levantando, de rodillas primero, ahora ya estoy parada y empezando a sacudirme la ropa.
Te cuento que todavía me dura la desorientación de postnavidad y preaño nuevo. Desde mediados del año pasado se están produciendo profundos cambios en mi melón, capaz la edad, capaz el amor.
Lo que sea la cuestión es que hoy no puedo afirmar que me siga gustando el asado por ejemplo, hoy no te puedo decir con la misma convicción que hace un año que no me importa si llueve o el día tiene un sol que te ilumina hasta los lugares más insospechados, hoy no te puedo afirmar que voy a callar para no herirte, como tampoco puedo afirmar que soy merecedora de sólo, cosas buenas.
Tampoco te voy a decir que hice todo bien, que todos mis exámenes dieron 10. La culpa no es toda mía, como afirmaba antes.
Tengo amigos que están, pero yo no siempre estoy.
Ellos entienden porque justamente la amistad, como la entiendo yo es eso...darte una mano, no ponerte las manos encima.
Tengo familia y me pasa lo mismo.
Hoy sólo tengo ganas de visitar un par de tumbas, de abrazar a Casín y sentir el aroma a grasa de su taller.


Tío Casín

Hoy sólo tengo ganas de vivir y de que me dejen vivir.
Hoy tengo una hija que empieza su propia vida y otra que aún me necesita para cimentarse.
Ahora las cosas son distintas, en el espejo la imagen es otra, no sólo una cara madura ya, sino otro sentir, es profundo el cambio y lo siento muy intenso.
Hoy me llamó un amor lejano, de tiempo y distancia.
Hoy recibí mi último regalo de cumpleaños desde Posadas, un precioso bolso tejido por las habilidosas manos de mi amiga Silvia.
Mi vida va siendo, distinta y quiero reparar las cosas que rompí, esa es la única manera en que podré terminar de asimilar que "la vida es linda".



27/1/09

Visita.

Vino mi mamá desde Posadas para pasar las fiestas, mi cumple, mis vacaciones acá.
El viernes pasado se fue.

18/1/09

Por la tardecita

Cuando ella estaba muy cansada, se sentaba a mirar el lago con el mate al lado. Cuando no estaba muy cansada, seguía haciendo cosas en la casa.
La escuchaba llegar al corredor colorado (frente de la casa que da al lago) y le cantaba esta canción.
Cantaba con la timidez de una nena de ocho años cuya guitarra es muy grande, cantaba con la convicción de que a ella le gustaba.
Un pollito bebé piando se hacía escuchar más que mi voz al cantar, claro que no lo hago porque madre natura me dió otros dones y yo los perdí.
Chateando con mi hermano El Sheik contándome él lo bien que lo va a pasar en Ituzaingó haciéndome escuchar la música que se iba a llevar para tomar mate mirando el río mientras llora; así cayó esta joya a mis oídos, olvidado estaba en mi subconciente.
Empezó a sonar y recordé la letra inmediatamente....después de treinta años.

16/1/09

Sí, a veces me pasa.

Estamos mirando una peli en la compu, souvenir mayor, mi madre y yo. Volumen bajo, tomo el control remoto del televisor e intento subirlo sin éxito, ufa...ufa...ufa...mi madre me calma diciendo que ahí está bien.
Souvenir mayor sentada entre nosotras, no da crédito a semejante escena y se aleja gritando.
Todavía no vuelve ¿se habrá visto en el espejo inexorable del futuro?

14/1/09

Cumpleaños

En Río Gallegos, de madrugada mi mamá estaba enjuagando pañales porque sintió contracciones (como primeriza no sabía muy bien qué hacer, mirá que ponerse a enguajar pañales con contracciones) y mi papá se quedó sentado en la cama sin saber qué hacer (pensaba que el embarazo iría a durar 24 meses). Un ratito antes de las 7 am me parió. Esta es mi primera foto, tenía un mes y ese vestido me lo tejió ella (mi mamá). Juro por la luz que me alumbra que de esos almohadones me acuerdo y eso que antes que cumpliera un año ya se habían mudado al norte. Esa es otra historia que voy contando de a poco.

13/1/09

No sirve.

Hacer cosas importantes en martes 13, ya las brujas hicimos todos los gualichos a medianoche con una luna llena preciosa.

8/1/09

Simpatías.

No te voy a atosigar con detalles sobre el lugar y el tiempo en que se desarrolló lo que te voy a contar, ya que sobradamente sabés que me refiero al lugar mágico.
Me había colgado con eso de contarte lo de la simpatía, pasa que si no lo hago ahora, no lo hago más.
Simpatía tiene su igual en la común cábala.
Era eso.
Pasa que las viejas decían "no sirve" ante ciertas situaciones en las que no eran favorables a los ojos de los dioses la actitud. Aclaro que no hay nada de ficción, como en ninguno de los relatos (excepto ese de Plebedótl).
Esas intrigas infantiles, cuando por ej. cantás el himno Oíd mortales el grito sangrado, hasta que te das cuenta que no es así, bueno...lo mismo me pasaba (como a todos, claro) con ese asunto del "no sirve", pero te juro que me sacaba el sueño.
No sirve, pero no sirve qué, por qué, el qué; como respuesta sólo obtenía un "porque no sirve".
Esto lo escuchaba en casa de mis amigas, de sus madres, madrinas y tías; en lo de mis tíos, siempre eran las mujeres que la emprendían con ese asunto. Los hombres no se metían con los asuntos cabalísticos, religiosos, culinarios y con las recetas de castigos que intercambiaban las mujeres de la casa.
Una adolescente se sentía casi mujer cuando, después de empezar a menstruar, podía levantarte el dedo y decirte "no sirve".
Listado a ojímetro, me arriesgo a decir que casi perfecto, ya que mi memoria suele ser efectiva en cosas que no necesito, pero ni te cuento las fallas que tiene cuando se trata de cosas importantes.

-Dejar la cartera en el piso.
-Dejar la ropa al revés una vez que te la sacás.
-Cortarse las uñas de noche.
-Barrer de noche.
-Coserte la ropa mientras la tenés puesta.
-No dejar una tijera abierta en cruz sobre un vaso con agua debajo del ataúd de turno.
Éste último punto ha sido usina para mis más terribles elucubraciones pesadillescas.
-No dejar los párpados del muerto sin las monedas.
-Tener los cuadros torcidos colgados en las paredes.
-Dejar abiertas puertas internas de la casa (placares, alacenas, bajo mesadas).
-Dejar un sombrero o boina, cualquier cosa que te haya cubierto la cabeza, sobre una cama.
-Barrer hacia la calle.
-Reírte mucho un viernes.
Y ni hablar de los días 13 que caen en martes y viernes.
Claro que donde estés, de seguro que habrás escuchado cosas similares, todas tienen sus razones que la lógica de alguien que va creciendo con los ojos abiertos, descubre.

Pero qué manera de joder con eso de la ropa al revés. Mi abuela empezó a preguntar por qué me había vuelto tan ordenada de repente, le conté y me dijo que esas eran tonterías, claro...ya tenía yo quince años.

Sacame la ficha.

¿Se entiende?
Sí, se entiende, el blog de D.Ramírez no tiene desperdicio.

6/1/09

Otra vaca.

En el pueblo donde pasé mi niñez habían muchos alemanes, era un entretenimiento muy divertido escucharlos hablar, los Osterraich (no estoy segura de que sea la correcta ortografía de ese apellido) era nuestro vecino, bah...eran cuatro hermanos, dos varones Gerardo y Rudy, dos hermanas que nunca supe los nombres.
Tenían una flor de casa de piedra pegada a la nuestra, eramos los únicos vecinos ellos de nosotros, nosotros de ellos, convivíamos con gente que prestaba servicios.
Ellos tenían un lugar más grande que el nuestro, de hecho tenían hasta una laguna propia con sus yacarés, serpentario, algunas gallinas, un camión y un muelle que hacía nuestras delicias en verano.
En invierno mirábamos a don Rudy caminar por el muelle, flaquito, mediría 1.60 mts., camisa abotonada hasta el cuello, moñito, bermudas, medias con rombos 3/4 y borceguíes.
Don Gerardo se había muerto cuando yo tendría unos siete años, así que muchas cosas no recuerdo de él, era de asomarse para charlar con mi abuela y le resultaba simpático mi hermano Pablo, pero yo siempre fui medio agria con algunas personas.
Antes de que mi abuelo Pedro falleciera, don Gerardo vino a presentar quejas de parte de doña Juana, su cocinera, porque mi abuelo Pedro se duchaba mediante un sistema de mangueras que salían de uno de los pozos de agua y terminaba en medio de la gran enredadera de jazmín debajo de la cual se bañaba. Debo aclarar que el jazminero podía ser visto por quien quisiera y al parecer doña Juana estaba ofendida por el poco recato de mi abuelo, y más porque nadie le decía nada.
Mi abuelo, que era un capo le contestó a los gritos que estaba en su casa y que en su casa hacía lo que quería. Fin de la historia.
También don Gerardo tenía debilidad por el capataz de mi abuela, se lo pidió prestado para unos trabajos que nadie más en su casa podía hacer. Fernando volvió a los cinco minutos puteando en guaraní, rojo de la furia derechito a reclamarle a mi abuela el por qué ella se había prestado a semejante falta de respeto hacia su persona, claro que ella no tenía de lo que le hablaba:
-Que lindo sos Fegnando, vení.
Y cuando el viejo le quiso manotear el ganso al Fernando, éste salió disparado.
Mi abuela, que era una capa, le dijo.........aaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajaja. Y lo cargó con eso hasta que la relación laboral se extinguió. Esa es otra historia.
La panadería del pueblo que era de los Butnner, te atendían sin hablar, dado que su castellano era pésimo, pésimo. ¡Qué rico pan de leche hacían ahí!.
Don Pucucho, que vendía hielo quería comprarle a mi abuela a Cutrufina (mi vaca mocha) porque sabía que daba mucha leche:
-Doña Leonog ¿me vende la vaca poco cuegno?
El murió hace tiempo aplastado por la camioneta que le compró a mi mamá.
El primero que compró "La Cautiva" fue encontrado hecho puré dentro del motor de uno de los tractores que tenían en la granja.
El segundo dueño se ahogó la primera vez que entró al lago.
Y todavía no hay un tercero, dicen los cuidadores que no la pueden vender y que no volvieron más.
Recuerdo una de las tardes previas a la mudanza, Fernando estaba haciendo pis sobre algunas plantas y mi abuela le gritó porque yo estaba ahí, él se dio vuelta tambaleando de borracho, con el pito en la mano:

-Agua bendita oikó hesé. (algo así como "les está cayendo agua bendita").

Los rubios iban a la escuela particular (Escuela Gral. Bernardino Caballero) y los negros íbamos a la nacional (J.H. Pestalozzi).

2/1/09

Hoy cumple años

El sheik, vive la vida loca mi hermano, no el del cigarro pó guazú.

Esto ya parece almanaque viejo, pero qué querés si cumplimos todos por estas fechas.

1/1/09

¡Ey!

Me acordé de subirme a la silla para empezar el año con el pie derecho, esta vez me acordé...pero me caí.
Y qué querés...de tacos, nunca los uso y algo ebria, algo nomás que si fuera mucho...obviamente no te estaría escribiendo esto a estas horas con olor a nuevo de este flamante 2009.

El diálogo a continuación, fue entre mi madre y yo(a los gritos por los estruendos espantosos de la cohetería) frente a la familia.

_¡¿Sos loca vos?! ¡¿qué hacés?!
_No má, loca declarada con certificado médico aún no; es una simpatía para empezar bien el año...suban, dealén che...no sean cobardes.
_¡Dejatedejo...!

Por qué no le hice caso a mamá, me duele el orgullo y el culo.
No le veo que empezar el año con una hermosa caída por voluntad propia sea buen augurio.
Ahora me quedé pensando en mi mamá y su poca confianza, basada ciertamente en su conocimiento de mi persona....así nunca voy a madurar.